Unidad del Dolor y Rehabilitación

Prevenir el dolor no es solo una cuestión de caridad o de hacer el bien, es una obligación, ya que un dolor ignorado produce sufrimiento, ansiedad, depresión….estas palabras son parte del texto del Master del Dolor para médicos que imparte la Sociedad Española del Dolor. En este texto, se describe que la clave del sufrimiento, es la “indefensión percibida”, la falta de recursos físicos, la impotencia ante una situación que no es evidente a los demás y por tanto obliga al aislamiento.

Todos estos “parámetros” que intentan definir el padecimiento del dolor, se multiplican si lo aplicamos a los animales.

En el año 2002 la OMS, definió el tratamiento del dolor, como un derecho humano de imperativo moral.

Según la IASP, International Association of Study of Pain, el dolor crónico es una enfermedad en sí, que se exacerba con un inadecuado tratamiento.

Pulso Animal, es el nombre de un grupo de profesionales, que en diferentes aspectos y en diferentes ámbitos, queremos conseguir y para ellos estudiamos sin descanso, un método de trabajo ante el dolor de los animales, que trate, el padecimiento de esta enfermedad, desde todos los aspectos en los que se manifiesta y actúa, es decir, en todas sus ramificaciones.

El dolor, no sólo actúa sobre parámetros fisiológicos del cuerpo, también es una potente depresor del ánimo, un bloqueante, que impide el desarrollo de una vida normal.

VET_03

Las unidades del dolor en medicina humana, surgieron hace pocos años como una necesidad al fin, principalmente, para intentar profundizar en el tratamiento de los cuidados paliativos en enfermos de cáncer y así, surgieron estas unidades,  que actualmente, abarcan el tratamiento de las enfermedades que van unidas al dolor crónico.

En nuestro proyecto, hemos aprendido de estas experiencias para crear un servicio que atienda a nuestros amigos animales mediante el conocimiento profundo, basado en muchos años de estudio y dedicación, del comportamiento de los animales ante el dolor.

queremos poder ofrecer una terapia que se adapte a cada tipo de dolor, poder ofrecer tratamientos exactos terapéuticamente para cada patología y para ello, hemos apostado por una fuerte especialización, encaminada al estudio diario, a la búsqueda del último tratamiento, a la colaboración con muchos otros especialistas para llegar al diagnóstico exacto y por fin al tratamiento más eficaz.

Nuestra clínica, entiende la rehabilitación como un conjunto de técnicas que ayudan en la recuperación de una patología, también como la preparación ante una cirugía articular y también, como una forma de terapia preventiva, ante una alta probabilidad de cierto tipo de lesiones, musculares, articulares y por estrés, que con gran probabilidad, padecerá nuestro perro.

Basándonos en una amplísima experiencia, de muchos años, más de 20 aplicando técnicas de electroestimulación, para tratar patologías articulares, musculares y de dolor crónico, y con la confianza de una gran base y profundo conocimiento en las últimas técnicas en terapia física y farmacológica, hemos creado esta clínica de rehabilitación y unidad del dolor, en la cual queremos devolver la esperanza de una vida de calidad a nuestros animales, en esos casos en los que de otra forma, sin aplicar estas terapias, no sería posible y nos negamos a condenarles a una vida de dolor y postración obligada.

Queremos por tanto, poner nuestra clínica, al servicio de los profesionales veterinarios, y actuar, como una alternativa eficaz y basada en la medicina de rehabilitación, para el tratamiento de casos concretos.

En el tratamiento prequirúrgico de la cirugía de ligamentos cruzados de rodilla, para aumentar la estabilidad articular y disminuir la artrosis prequirúrgica, consiguiendo al mismo tiempo, un menor tiempo de recuperación y menos doloroso.

En el tratamiento de casos de dolor lumbar, antes de llegar a esa absoluta falta de movilidad en  nuestros perros y cuando los fármacos ya no actúan.

En la artrosis de codo, de cadera, para mejorar el pronóstico a largo plazo, sin tener que abusar de antiinflamatorios.

En fin, en muchos casos, la rehabilitación, mediante electroterapia y mediante la terapia física en general, es una terapia más natural, más acorde con la forma de curación intrínseca del propio cuerpo, ya que , estas terapias, eminentemente médicas, actúan , potenciando los recursos del propio cuerpo , tanto de recuperación como de acción ante el dolor.